Algunos creen que el handmade, ese precioso mundo de las cosas hechas a mano, está reñido con el siglo XXI y las nuevas tecnologías. ¡Nada más allá de la realidad! Hoy en día existen miles y miles de pequeñas y medianas empresas que ofrecen un producto handmade de gran calidad y resultado excelente. Y está claro que dichas empresas sin las nuevas tecnologías no llegarían a nada. ¿Qué empresa hoy en día no tiene web? ¿Alguien conoce alguna? Alguna que esté vendiendo medianamente, claro… Internet es una gran plataforma donde poder darse a conocer y donde poder vender no sólo grandes cantidades sino también más allá de nuestras fronteras.

Una marca handmade que ha conseguido proyección gracias al mundo 2.0 es Monita Salero. Con un producto de crochet hecho a mano y especializada en el precioso mundo de los niños, ha sabido gestionar su producto y llega a recibir encargos de fuera de España. No os perdáis su web (click aquí), ¡no tiene desperdicio alguno!