Ven al mejor club de la ciudad, haz realidad esa fantasía que tienes oculta y que no le confesarías ni a las putas Barcelona.

 

Si bien las fantasías sexuales son poco comentadas con otras personas, o no mencionadas en absoluto, son bastante comunes.

Por ejemplo, en el arte es muy común encontrar representaciones de fantasías sexuales. El sueño de la esposa del pescador por Hokusai es una representación artística de una fantasía sexual. Conocida también como Los pulpos y la buceadora, esta es una xilografía erótica perteneciente al género ukiyo-e realizada en 1814 por el artista japonés Katsushika Hokusai. Hokusai desarrolló una iconografía durante el siglo XVIII alrededor de la leyenda de Taishokan.

 

Esta obra se asocia al shunga, un género de producción visual japonés que tiene como tema principal la representación del sexo. Está vinculado, principalmente, con la producción gráfica conocida como estampas del mundo flotante.

 

La traducción literal del vocablo japonés shunga significa imágenes de primavera, siendo primavera una metáfora común para el acto sexual. Las escenas describían relaciones sexuales de todo tipo, incorporando en ellas a los más variados actores de la sociedad japonesa de entonces, como a los miembros de la clase comerciante, samuráis, monjes budistas e inclusive seres fantásticos y mitológicos.